El escándalo de Cambridge Analytica le cuesta a Facebook dos multas por 10 millones de euros en Italia

El escándalo de Cambridge Analytica le cuesta a Facebook dos multas por 10 millones de euros en Italia

Publicidad

Las malas noticias no parecen tener fin en 2018 para Facebook y Mark Zuckerberg, y la realidad se empeña en recordar que el escándalo de Cambridge Analytica fue tan grande y relevante que olvidarse de él no será algo que puedan hacer tan fácilmente. Reino Unido se convirtió en el primer país en multar a los de Menlo Park por el caso, y aunque aplicó la sanción máxima, todo quedó en unos 560.000 euros por haberse producido antes de la entrada en vigor de la GDPR.

Sin embargo, como recoge La Vanguardia de mano de la Agencia EFE, la Autoridad de Competencia y Garantía del Mercado (AGCM) de Italia, institución cuyo cometido es similar a la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) española, ha impuesto a la compañía una multa doble que asciende a 10 millones de euros.

Considera que Facebook Ireland y Facebook Inc., a las que que comenzaron a investigar "por supuestas violaciones del Código del Consumidor", "induce a engaños a los usuarios que se registran en la plataforma, sin informarles de manera adecuada [...] de que cobran, con fines comerciales, de los datos suministrados por ellos, y más en general, de los fines rentables que subyacen de la prestación del servicio de redes sociales, destacando solo el servicio gratuita".

Segunda multa, por práctica agresiva

Además de recibir una primera multa por el motivo que hemos comentado, Facebook también ha sido encontrada culpable por "implementar una práctica agresiva". La AGCM aduce que Facebook ejerce una influencia indebida en los consumidores registrados, "que sufren sin el consentimiento expreso y previo, por lo tanto de forma inconsciente y automática, la transmisión de sus datos de Facebook a sitios web y aplicaciones de terceros con fines comerciales".

La institución garante de la competencia en Italia acusa a Facebook de vender datos de los usuarios, aunque en principio el escándalo de Cambridge Analytica no iba sobre eso

Como vemos, la conclusión tiene poco que ver con el hecho de que el caso de Cambridge Analytica fuese en principio algo involuntario y sí una brecha de información que se obtenía a través de datos destinados exclusivamente a investigadores, y cuya cantidad se acrecentó con el hecho de que se compartieran datos de los usuarios y de los amigos de esos usuarios.

Por el contrario, el organismo acusa claramente a Facebook de vender los datos de sus usuarios, algo que ha llegado a considerar según mails internos recientemente publicados, pero que siempre ha defendido que no los comercializa.

Temas
Publicidad
Publicidad
Inicio