Google plantea cambios en Chromium que pueden acabar con los bloqueadores de anuncios como los conocemos

Google plantea cambios en Chromium que pueden acabar con los bloqueadores de anuncios como los conocemos

Publicidad

De aprobarse la última propuesta de cambios en Chromium, el proyecto open source mantenido por Google en el que se basan Chrome, Opera, Vivaldi, y próximamente el Edge de Microsoft, los usuarios solo podrían usar extensiones como uBlock Origin, en Firefox.

Gracias a los cambios en una API específica, la mayoría de las funciones de los adblockers pueden ser eliminadas. Esto es porque Google quiere limitar lo que pueden hacer los desarrolladores con sus extensiones, para supuestamente mejorar la privacidad, seguridad y rendimiento del navegador. Así lo explican en el llamado Manifest V3.

Solo Chrome podrá decidir que se bloquea, no las extensiones

Ublock Origin

El manifesto explica que la plataforma actual de extensiones tiene varios problemas en las áreas de rendimiento, seguridad, privacidad y ergonomía. Con las nuevas medidas estarían buscando que si un usuario instala una extensión esta no pueda causar daño significativo ni duradero, y a la vez que las APIs garanticen que las extensiones sean rápidas y eficientes.

Es por esto que piensan restringir una API en particular llamada WebRequest que tiene funciones de bloqueo, y al mismo tiempo lanzar DeclarativeNetRequest como alternativa a las funciones de bloqueo de WebRequest.

Explicado en cristiano, la API WebRequest le permite a extensiones como uBlock Origin interceptar peticiones en la red, de forma que pueden bloquearlas, modificarlas o redirigirlas.

Los bloqueadores de contenido que filtran más que publicidad, dejarían de funcionar por completo

Es así como el bloqueador de contenidos puede filtrar todo lo que el usuario no desea ver en un sitio web cuando ingresa a una URL, como la publicidad, pero también otras cosas como la ejecución de código en JavaScript, elementos multimedia, o los encabezados de cookies, cómo explica Raymond Hill, el creador de uBlock Origin, a The Register.

Al Chromium limitar esta API, una extensión como uBlock Origin básicamente dejaría de funcionar. Esto es porque su reemplazo, la nueva DeclarativeNetRequest le permite solo a Chrome decidir cómo gestionar las peticiones de red en lugar de a una extensión.

Google decidiendo qué anuncios bloquear y qué bloqueadores bloquear, mientras ellos venden anuncios

Anuncios Chrome

Google dice que las razones de esto son por una parte mejorar la velocidad del navegador al no tener que esperar por terceros que filtren las peticiones de red, y al mismo tiempo proteger nuestra privacidad al no permitir que una extensión pueda leer las peticiones de red en nombre de un usuario.

Pero la cuestión es que Google está decidiendo que solo ellos son suficientemente confiables y el usuario estaría perdiendo la opción de decidir si quiere confiar o no en un tercero (que muy bien podría ser más confiable que Google, según sea el caso) que le ofrece una extensión con estas posibilidades.

Además está el hecho de que en el área de la publicidad y lo que se bloquea o no, Google es una parte muy interesada. Su red de publicidad online es de las más grandes en el mundo, y ya la empresa ha empezado a jugar a ser juez y parte con su propio bloqueador de anuncios integrado en Chrome, un navegador que tiene absoluta dominancia del mercado actual.

Google dice querer dar más control a los usuarios, pero quienes tienen más control sobre todo, son ellos

Varios desarrolladores de plugins similares han expresado su descontento con la propuesta, como el caso de la gente de AdGuard. Desde su perspectiva, los cambios paralizarán casi por completo los adblockers.

Y viendo el comentario de Hill en las discusiones de Chromium, también le preocupa que la propuesta haga imposible crear nuevos y novedosos diseños de motores de filtrado, dejando únicamente como opción los filtros básicos como los de Adblock Plus y obliterando las demás opciones.

Un Adblock Plus al que empresas como Google y otros gigantes como Microsoft, pagan por mantener en sus listas blancas para que sus anuncios no sean filtrados. De momento esto es solo una propuesta, y las discusiones están abiertas para que los desarrolladores den sus opiniones y sean escuchados. Solo hay que esperar que decide Google al final.

Temas
Publicidad
Publicidad
Inicio