¿GIMP se te resiste? Así puedes hacer que se parezca a Photoshop

¿GIMP se te resiste? Así puedes hacer que se parezca a Photoshop

Publicidad

Hace poco comentábamos aquí el lanzamiento de la nueva versión de GIMP, y hubo un poco de debate en los comentarios sobre si GIMP era más fácil de usar que Photoshop o no. Cada uno puede tener su propia opinión, claro, pero lo cierto es que si estás acostumbrado a usar Photoshop, hacerte con las herramientas y los menús de GIMP puede costarte un poco.

Por suerte, hay algunos trucos que puedes aplicar para que la transición sea menos dura, y puedas sacarle todo el partido a GIMP igual que lo hacías antes con Photoshop sin tener que aprender de cero cómo usar todas las utilidades del programa. Presta atención y mira cómo puedes hacer que GIMP se parezca a Photoshop para usarlo con más agilidad.

Usa la interfaz de ventana única

Tal y como comentábamos en este tutorial de GIMP, el programa se inicia por defecto con su interfaz estándar dividida en varias ventanas, pero ahora es posible cambiar eso muy fácilmente. Sólo tienes que ir a la opción Ventanas > Modo de ventana única, y podrás tener todas las ventanas, menús y demás elementos de GIMP reunidos en una sola ventana (más estilo Photoshop).

Gimp

Instala los atajos de teclado de Photoshop

Una ves te acostumbras a los atajos de teclado de un programa, aprenderte los de otro lleva mucho tiempo y en ocasiones es desesperante. Si estás tan familiarizado con los atajos de teclado que los usas constantemente en GIMP (sin obtener el mismo resultado, claro), este truco es para ti: un fichero de configuración con los atajos de teclado de Photoshop adaptados a GIMP.

Para usarlo, descarga el fichero ps-menurc desde la web de su creador, y renómbralo a menurc (tal cual, sin extensión). Luego, ve a la carpeta de preferencias de GIMP, situada dentro de tu carpeta local de usuario en Windows (C:\Documents and Settings\nombre-de-usuario\ .gimp-2.8 o C:\USers\nombre-de-usuario\ .gimp-2.8 ) y renombra el fichero menurc original que encontrarás allí, para no perder los ajustes originales.

Una vez renombrado el fichero original, copia el que acabas de descargar en esta carpeta, sustituyendo al primero, y la próxima vez que abras GIMP podrás usarlo con los atajos de teclado de Photoshop. Puedes repasar las equivalencias en esta tabla.

Gimp

Hazle un lavado de cara total

¿No tienes suficiente con los atajos de teclado? También es posible modificar totalmente el aspecto de GIMP y hacer que se parezca realmente a Photoshop. Para ello, descarga el fichero ZIP que puedes encontrar en esta página de Deviant Art, y que contiene una versión modificada de la misma carpeta en la que estábamos en el punto anterior, la .gimp-2.8.

Ve a dicha carpeta en tu disco duro y renómbrala (añadiendo, por ejemplo, "backup" al nombre). Luego, extra del ZIP y copia aquí la carpeta modificada. La próxima vez que arranques GIMP tendrá un aspecto mucho más similar a Photoshop, con la misma distribución de ventanas y menús, los mismos iconos y por supuesto, los mismos atajos de teclado.

Gimp

Otros detalles

Además del aspecto de la interfaz y los atajos de teclado, hay otros pequeños detalles que puedes cambiar en GIMP para hacerlo más parecido a Photoshop, y por tanto más fácil de usar para ti si estás acostumbrado a esa herramienta.

Un ejemplo son esas líneas intermitentes que aparecen en los bordes de todas las imágenes que abres en GIMP (y que no salen en Photoshop). ¿Quieres eliminarlas? Ve a Editar > Preferencias > Ventanas de imagen > Apariencia y desactiva la opción "Mostrar el límite de capa" en las dos secciones de la ventana (hay que reiniciar GIMP para que el cambio surta efecto).

Gimp

Los otros dos pequeños detalles que te permiten photoshopear aún más a GIMP se activan mediante plug-ins. Uno es Resynthesizer, un plug-in que trae a GIMP la función de reemplazar determinadas áreas de la imagen con píxeles cercanos (para borrar objetos o corregir algún defecto, por ejemplo). Para instalarlo, descarga el ZIP de Github y copia los ficheros de extensión .py de su contenido en la carpeta .gimp-2.8\plug-ins en tu carpeta de usuario de Windows.

El otro plug-in importa a GIMP la función de Photoshop de "Capa vía cortar", que te permite crear una nueva capa con el contenido que esté seleccionado en ese momento en la capa activa. Puedes descargarlo desde esta web de plug-ins y guardarlo en la misma carpeta que indicábamos anteriormente.

Extra: cambia la pantalla de inicio

El detalle final, para terminar, es tener una pantalla de inicio más estilo Adobe que estilo GIMP. Esto realmente no tiene ninguna utilidad práctica, pero si quieres hacerlo sólo tienes que diseñar tu propia pantalla de inicio (o, por ejemplo, usar ésta), y guardarla como gimp-splash.png.

Luego, ve a la carpeta de instalación de GIMP dentro de Archivos de programa y busca la carpeta share\gimp\2.0\images. Dentro verás que está la imagen que se usa actualmente como pantalla de inicio, así que simplemente sustituye ésta por la que acabas de crear. A partir de la próxima vez que inicies GIMP, podrás verla mientras arranca el programa.

Gimp

En Genbeta | Tutorial básico de GIMP: cómo iniciarte en el uso de este editor

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Inicio

Ver más artículos

Inicio