No desplegar suficientemente rápido las inteligencias artificiales es un gran riesgo, según un asesor de Microsoft

No desplegar suficientemente rápido las inteligencias artificiales es un gran riesgo, según un asesor de Microsoft

Publicidad

La inteligencia artificial se ha convertido en tendencia. Día tras día empresas de todo el mundo, startups, administraciones gubernamentales y un sinfín de corporaciones se apuntan a ella. Desarrollando verdaderas inteligencias computacionales o, en ocasiones, concibiendo sistemas que poco tienen que ver con este avance. Estando en un estado embrionario, el término ya está manido.

Por esta razón no hay que bajar la guardia. El despliegue de la IA debe continuar, con rigor y forma generalizada en todos los aspectos. Porque según Dave Heiner, asesor de política estratégica de Microsoft, el mayor riesgo relacionado con la inteligencia artificial es un despliegue insuficientemente rápido en todos los campos del esfuerzo humano.

La inteligencia artificial no debe estar en manos de unos pocos

Según este especialista, la inteligencia computacional es útil allá donde la inteligencia sea útil, "que es casi cualquier lugar". En el reciente Microsoft Summit de Sydney, aseguró que la intención de estas tecnologías es "amplificar el ingenio humano" tanto en industrias como en la educación, la salud e incluso los gobiernos, no hacer que los seres humanos sean redundantes.

Además, según recoge ZDNet, aseguró que el amplio despliegue de las IA no será posible si son manejadas solamente por cuatro o cinco compañías.

En línea con el razonamiento de Heiner, Steve Clayton, chief storyteller y gerente general de Microsoft AI, comentó que la compañía está instando a líderes empresariales a reemplazar la mentalidad del ahorro de la mano de obra mediante automatización, por la mentalidad de fabricación y creación. No se trata de sustituir a trabajadores como tal, sino de hacerlos mejores.

Las IA deben amplificar el ingenio humano, no hacer redundantes a las personas; según Dave Heiner

El argumento de que los humanos serán reemplazados por inteligencias artificiales, según Julia White, vicepresidenta corporativa de Microsoft Azure, supone que los humanos no son seres que aprenden, crecen y se adaptan. Eso, naturalmente, no es cierto. White lo explicaba a ZDNet de forma muy sencilla: "El hecho de que ahora pueda tener un smartphone y un PC no significa que yo, como ser humano, ya no sea relevante. En realidad soy más capaz. Puedo comunicarme con más gente. Puedo ser más eficiente. Puedo hacer más".

En estas jornadas organizadas por Microsoft, se resaltó también la importancia de la confianza de los usuarios. Porque estos sistema inteligentes necesitan datos y estos deben ser facilitados por ellos. Si no confían en que se hará un buen uso, difícilmente los cederán y será complicado desarrollar tecnologías verdaderamente efectivas.

En Genbeta | Una inteligencia artificial de Airbnb convierte bocetos de diseño en código fuente

Temas
Publicidad
Publicidad
Inicio

Ver más artículos

Inicio