Microsoft predijo hace 10 años cómo iba a ser el futuro en 2019: prácticamente sólo acertó la fecha

Microsoft predijo hace 10 años cómo iba a ser el futuro en 2019: prácticamente sólo acertó la fecha

Publicidad

Teorizar con el futuro es uno de las sociedades y de la tecnología presente en ellas es uno de los actos favoritos de los grandes pensadores y emprendedores de la historia, como podemos ver en el caso de Isaac Asimov o Bill Gates. Sin embargo, las compañías, sin nombres concretos detrás, también indican a menudo cómo creen que puede ser un futuro no tan lejano.

Microsoft cumple 44 años en abril de este 2019, y sin ningún género de dudas en todo ese tiempo ha sido una de las compañías encargadas de que, tecnológicamente, funcionemos como lo hacemos en la actualidad. Hace tan sólo 10 años, desde Redmond lanzaron una predicción en forma de vídeo en la que mostraban el futuro tecnológico. Todos podíamos teorizar con algo así, pero incluso en la época en la que el smartphone moderno estaba despegando, la realidad que se ve parecía algo exagerada.

Un 2019 a lo Minority Report, y con detalles algo inútiles respecto a lo que tenemos

El vídeo comienza enseñándonos cómo podrían ser las aulas del futuro, comunicando a través de una pizzarra electrónica ultraavanzada una clase de la India con una clase que parece estadounidense, en la que interviene traducción automática de Microsoft, que podemos ver en Skype. La tecnología de traducción instantánea existe, pero no con esa fluidez. Lo que no es posible tener en un aula son esas pantallas/pizarras, que producen una inmersión superior a la de la realidad virtual actual.

Tarjeta De Embarque Mientras la realidad ha unido tarjetas y dispositivos en los smartphones, Microsoft daba vida inteligente a las primeras en su visión de 2019.

En la siguiente escena se muestra una pantalla en la clase ejecutiva de un avión, y llama la atención cómo no consideran las posibilidades de los smartphones para almacenar tarjetas de embarque (Passbook y los códigos QR por todas partes), sino que se muestran tarjetas del tamaño de las de crédito, pero con una pantalla electrónica. Sin duda futurista, pero aunque podría tener más usos, no es más que un espacio físico gastado innecesariamente.

Lo que vemos luego ya sí es Minority Report total. Quizá con más interacción táctil que al aire, pero con elementos que no dejan de estar más relacionados con una realidad aumentada muy lejana que con el presente que muestran las pantallas actuales (que de ninguna forma se están integrando así con muebles o la realidad) o las interfaces.

Smartphone Modular

Lo siguiente es un smartphone modular del tamaño de una tarjeta de crédito que se puede separar por capas que se pueden utilizar de forma separada y conjunta para hacer una pantalla más grande, algo parecido a lo que prometen los teléfonos plegables que comenzamos a ver. Si en algo acierta el vídeo es en cómo enseña una interfaz en la que se comparte la ubicación con una persona durante un lapso de tiempo personalizable, justo como hoy se hace por WhatsApp o Telegram de forma corriente.

Periodico

Otro futuro que el vídeo no sabe entender es el de las tablets. "2019" y todavía sigue mostrando periódicos tradicionales, de forma electrónica y con movimiento, eso sí, al estilo de los de Harry Potter. Interesante, pero innecesario para la realidad actual. Un futuro correcto es ese en que todo desaparece con, por ejemplo, realidad aumentada. Claramente, en el 2019 presente, no hay baterías ni chips que puedan potenciar elementos tan finos y dedicados a tareas tan concretas.

Por último, no defrauda demasiado la interfaz de los dispositivos (con un control que en algún caso recuerda al del Surface Dial. Con estilo basado en Metro, incluso a día de hoy no se ve anticuada, y recuerda a Fluent Design. El diseño plano es uno de los grandes logros de Microsoft en los últimos años, aunque ninguna plataforma lo haya mostrado de forma adecuada y con un aprovechamiento de espacio optimizado.

Temas
Publicidad
Publicidad
Inicio