China podría estar usando el Big Data para conocer las tendencias políticas de sus estudiantes

China podría estar usando el Big Data para conocer las tendencias políticas de sus estudiantes

Publicidad

Si bien el gobierno chino ya ha sido relacionado anteriormente con prácticas de dudosa legalidad, que atentan contra los derechos más básicos de sus ciudadanos, como el espionaje, la censura de determinadas páginas web y la restricción del acceso a ciertos contenidos, hoy el país asiático vuelve a colarse en la actualidad noticiosa de la mano de una acusación: que podría estar usando el Big Data para conocer las opiniones políticas de sus estudiantes.

Así, y cuando solo han pasado tres días desde que los poderes públicos saltasen a la palestra fruto de la denuncia de una universitaria -que descubrió información sumamente homofóbica en libros de texto (y oficiales) sobre Psicología y Medicina, y cuya actuación marcó un hito histórico en su comunidad, que sufre una velada discriminación-; vuelven a hacerlo , también en el ámbito académico. Pero ¿cómo estaría rastreando, exactamente, el régimen estas tendencias?

El Big Data, la gran apuesta gubernamental

Captura De Pantalla 2015 11 27 A La S 09 1

Teniendo en cuenta el desequilibrio tecnológico que existe entre las zonas rurales –cuya falta de infraestructuras resulta destacable- y urbanas de este estado, así como el desprecio general por la transparencia del que adolece; a priori parece complicado recopilar y almacenar aquellos datos que reflejarían el sentir del citado colectivo.

En un marco en el que la manipulación de los mismos se encuentra, por desgracia, a la orden del día, el Big Data se postula como una de las mejores alternativas para organizar esas “pinceladas” no estructuradas (aunque, por desgracia, sea empleado con los supuestos y mencionados fines) procedentes de miles de personas.

De hecho, un nuevo informe realizado por los Estudios en Educación Ideológica, una publicación que difunde el mismo Ministerio de Educación chino, sugiere el uso de grandes volúmenes de datos para rastrear este sentir tan personal. El documento, escrito por un miembro del Departamento de Propaganda llega a defender la creación de “una base de datos de ideología política” que extraiga información de los registros de la biblioteca, las encuestas, reacciones en redes sociales y otras fuentes.

Students Of Nan Hua High School Singapore In The School Hall 20060127

¿El fin? “Mejorar la eficacia de la educación ideológica”. Un objetivo ciertamente cuestionable que el gobierno trata de justificar. “la recopilación y análisis de datos sobre este comportamiento puede revelar las tendencias de pensamiento y los valores de los alumnos, así como los problemas sociales que están centrando su atención”.

Por desgracia, no sería la primera base de datos que sirve para monitorizar a los ciudadanos, sino que actualmente existe un sistema de crédito social que recaba la información y transacciones financieras de los mismos y que crea, de manera automática, una suerte de ranquin económico.

Captura De Pantalla 2015 11 27 A La S 09

Al margen de este caso en concreto, el Big Data ha servido también para sacar a la luz las llamadas “ciudades fantasma” que durante los últimos años han surgido en el país. Lo han hecho gracias a un estudio realizado por Baidu (uno de los mayores buscadores), que ha puesto de manifiesto el fracaso de la conocida consigna “construyamos primero, que ya se habitará después” y que se plasma en un incremento de hasta el 190% de casas vacías durante los últimos años.

“La aparición del Big Data ofrece una nueva oportunidad para estudiar objetivamente el fenómeno”, afirman sus autores. ¿Cómo? Valiéndose de los datos de geolocalización de aplicaciones móviles, los del posicionamiento del propio searcher para estimar las áreas menos pobladas, etcétera.

Vía | Quartz

Foto | Pixabay

En Genbeta | El gobierno chino es acusado de hackear las cuentas de iCloud de sus ciudadanos

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Inicio