Cómo te puede afectar la GDPR, la nueva ley de protección de datos de Europa

Cómo te puede afectar la GDPR, la nueva ley de protección de datos de Europa

Publicidad

Los nuevos derechos para la ciudadanía establecidos en la nueva norma comunitaria para el control de su información son una realidad palpable. Dos años después de la entrada en vigor del Reglamento General de Protección de Datos, también conocido como RGPD o GDPR por sus siglas en español e inglés, este viernes 25 de mayo de 2018 ha comenzado a aplicarse en el conjunto de la Unión Europea.

Los derechos añadidos a los ya existentes en materia de salvaguarda de la información personal tienen por objetivo ahondar en la mejora de la capacidad de decisión y control de la ciudadanía europea sobre sus propios datos. Básicamente, permitir que los usuarios puedan saber quién y cómo está tratando lo que saben de ellos, dándoles herramientas para manejar esa cesión.

El Reglamento General de Protección de Datos establece nuevos derechos para la ciudadanía de la Unión Europea

Por eso incluyen desde el derecho a la portabilidad, traducido en la posibilidad de descargar la información de una forma legible desde los servicios que la recogen, al derecho a no ser objeto de decisiones individualizadas a partir del tratamiento de esos datos.

Esta es una relación de los derechos recogidos para los ciudadanos y ciudadanas de la Unión Europea en el Reglamento General de Protección de Datos y sus características principales según la Agencia Española de Protección de Datos. Así afecta la nueva ley desde el punto de vista de los usuarios y usuarias.

Los derechos que establece la nueva ley de protección de datos de la Unión Europea

GDPR
  • Derecho de acceso: El derecho de acceso es el que garantiza que los usuarios y usuarias tengan derecho a ser informados de los datos personales que son objeto de tratamiento por una empresa u organismo, los fines de ese tratamiento, las posibles comunicaciones de información y sus destinatarios, los plazos de conservación de los datos o los criterios para establecerlos y el derecho a solicitar la rectificación o supresión de los mismos, además de la limitación del tratamiento u oposición. También contempla el derecho a presentar una reclamación ante las autoridades de control, recibir información si se produce una transferencia internacional de datos y de estar informado de la existencia de decisiones automatizadas, la lógica aplicada en ellas y las consecuencias de las mismas.

  • Derecho de rectificación: Este derecho contempla que, además de rectificar los datos inexactos, un usuario o usuaria tiene derecho a completar los datos personales que estén incompletos incluso mediante una declaración adicional.

  • Derecho de supresión (también conocido como "derecho al olvido"): Como explicamos en este artículo sobre cómo desaparecer de internet, podemos ponernos en contacto con indexadores y otro tipo de sitios para que eliminen información personal de uno mismo si el motivo entra dentro de los supuestos contemplados por la normativa. En ocasiones, pese a concurrir alguno de esos supuestos, podría prevalecer el derecho a la libertad de expresión e información.

  • Derecho a la limitación del tratamiento: Este derecho recogido en el Reglamento General de Protección de Datos permite solicitar a quien tenga los datos que suspenda su tratamiento o que los conserve bajo determinadas circunstancias. En el primer caso, se puede hacer si se impugna su exactitud o si el interesado de los mismos ha ejercido el derecho de oposición al tratamiento y se está verificando si procede. El segundo caso es una medida intermedia que busca la limitación del uso de los datos por parte de un tercero, pero no su eliminación porque el interesado, por ejemplo, necesita que la empresa u organismo los mantenga con el fin de llevar a cabo reclamaciones.

  • Derecho a la portabilidad de los tratos: Este derecho es que el permite la descarga de toda la información que un servicio, empresa u organismo tiene de nosotros. Por eso, en las últimas semanas, empresas como Apple o Instagram han permitido que puedan ser descargados todos los datos que de nosotros tienen, incluidas fotografías subidas a la red, por ejemplo.

  • Derecho de oposición: Gracia a este derecho un usuario puede oponerse al tratamiento de sus datos personales por motivos relacionados con su situación personal —salvo que se acredite un interés legítimo para que este continúe— o cuando el tratamiento tenga por objetivo la mercadotecnia directa.

  • Derecho a no ser objeto de decisiones individualizadas: Este derecho, de nombre tan explicativo, garantiza que la ciudadanía tenga derecho a no ser objeto de una decisión basada exclusivamente en un tratamiento de la información automatizado que produzca efectos jurídicos u otras afecciones. El derecho no aplica si ese tratamiento es necesario para la celebración o ejecución de un contrato, si está permitido por el Derecho de la UE o de un Estado miembro o si existe consentimiento explícito del titular de los datos, claro está.

Si necesitas más información, puedes leer en Xataka qué significa y cómo afectará a servicios y usuarios esta nueva norma y en Genbeta puedes descubrir qué sucede si una web no cumple con el RGPD o GDPR o si sirve para algo este reglamento cuando recibes 30 avisos de que aceptes los cambios en la política de privacidad.

En Genbeta | Llegó el gran día: TODO sobre la nueva GDPR, cómo nos afecta y por qué es importante

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Inicio